Antes de empezar con la entrada de hoy necesito hacer una pequeña anotación. Los que conocen mitología nórdica ya lo sabrán, pero para los que desconozcan su cultura es importante saber que de los mitos nórdicos tenemos muy poco escrito, pues la suya era una tradición oral, y eso lleva a veces a que algunas historias/personajes se mezclan, confundan o tengan más de una versión. La mayoría de sus leyendas e historias fueron recopiladas en las dos Eddas, pero existen otros pergaminos con menciones a todas las divnidades, monstruos, seres y leyendas nórdicas.

Sol y Mani

Sol y Mani son de las primeras las divinidades nórdicas que aparecieron en el cosmos. Representan al sol y la luna respectivamente. Aunque en este caso el sol es “ella” y la luna es “él”. Y esta es su historia.

Son hijos de Mundilfäri, de quien poco sabemos. Algunos escritos dicen que era un gigante, otros que era un humano. Algunos textos hablan de una tercera hermana, Sinthgunt, la diosa del paso del tiempo. Pero las menciones a ella son muy pocas.

Mundilfäri es el padre de Mani, y también de Sol; ellos deben viajar a través del cielo cada día como una tarja para los hombres.

Vafthrúdnismál – Edda mayor

 

El mito

Por el sur el sol, de la luna pareja,

su diestra asomó, por el borde del cielo

no sabía el sol qué morada tenía,

no sabían las estrellas qué puestos tenían,

no sabía la luna qué poder tenía.

Völuspá – Edda mayor

Cuando Sol y Mani aparecieron al inicio de los tiempos no sabían cuál era su función en el universo ni qué poderes tenían. Así que, juntos, con el fin de buscar su lugar en el cosmos, los hermanos decidieron cómo serían las diferentes partes del día, del año y de los ciclos lunares. Ambos viajan por el cielo con sus carruajes tirados por caballos, llevando consigo al sol y a la luna.

En la Edda prosaica (o Edda menor), Snorri explica que el sol (el astro), junto a las estrellas y la luna, fueron originados como chispas en Muspelheim (la tierra del fuego), y a través de carruajes sin jinete se alzaron al cielo. Cuando Mundilfäri decidió nombrar a sus hijos Sol y Mani, los dioses se molestaron por la arrogancia del padre, y decidieron castigarlo obligando a sus hijos a ser los jinetes de los dos carruajes. En otros textos se menciona que, según la creencia nórdica, el sol no daba luz, que en cambio la luz emanaba de Alsvidr y Árvak (mencionados abajo).

Sol y Mani, perseguidos por Skoll y Hati. Pintura de J.C. Dollman.

Desconocemos los nombres de los caballos de Mani, pero los caballos de Sol se llamaban Árvakr (“Madrugador”) y Alsvidr (“Rápido”). Ambos hermanos conducen sus carruajes mientras huyen de los lobos Skoll (que sigue a Sol) y Hati (que sigue a Mani). La suya es una persecución que acabará con la llegada del caos y del fin de los días, con el Ragnarok. Será entonces cuando los lobos engulliran al sol, dejando todo el mundo sumido en la oscuridad. De Skoll, Hati y su relación con Sol, Mani y su influencia el Ragnarok hablaré otro día, pues el tema da para una entrada independiente.

Según uno de los poemas de la Edda poética (o Edda mayor), un personaje llamado Svalinn cavalga junto a Sol, sujetando un escudo entre ella y la Tierra, para evitar que los mares y la tierra sean consumidos por las llamas. En la Edda prosaica también se nos explica que Sol se casó con Glenr, de quien también sabemos poco. Y entrando de nuevo con las discrepancias, el nombre de Sunna se añade a la lista. Algunos textos hablan de ella como la hija de Sol y Glenr, mientras que otros consideran que Sunna y Sol eran la misma divnidad. Concretamente Sunna y Sol son mencionadas como la misma persona en los Encanterios de Merseburg (tradición germana). En ellos se habla de Sunna como la hermana de Sinthgunt

Svalin se llama, se hiergue ante el sol, el escudo, claro sacerdote, montañas y mares sé que arderán si cae desde allí.

Grímnismál – Edda mayor

La idea del sol y la luna como dioses que surcan el cielo con sus carruajes es una imagen muy antigua en la cultura nórdica y germana. Ya desde la edad de Bronce se esculpían artefactos con sus imágenes en Escandinavia y Dinamarca, un ejemplo es la escultura nombrada “The Trundholm” (foto abajo) encontrada en Dinamarca. Gracias a esos artefactos de la edad de Bronce podemos decir con seguridad que la concepción de Sol y Mani forma parte de una cultura pre-cristiana, especialmente Sol ya que su presencia es mayor a la de Mani. En verdad algunos estudiosos hablan de Sol como una posible evolución de alguna deidad protoindoeuropea que habría sido muy venerada en sus inicios.

Sin embargo con el desarrollo de la mitología nórdica Sol y Mani perdieron cierta importancia a favor de los dioses más canónicos del panteón nórdico.

The Trundholm sun chariot from Bronze Age Denmark.

 

Bibligorafía

[1] McCoy, Daniel (2016). The Viking Spirit: An Introduction to Norse Mythology and Religion. CreateSpace Independent Publishing Platform.

[2] Simek, Rudolf (2007) translated by Angela Hall. Dictionary of Northern Mythology. D.S. Brewer.

[3] Snorri Sturluson. Edda poética. Gylfaginning, capítulo 10.

[4] Snorri Sturluson. Edda poética. Gríminsmál, estrofas 37-39.

[5] Snorri Sturluson. Edda poética. Vafþrúðnismál, estrofa 23.

[6] Snorri Sturluson. Edda poética. Völuspá, estrofas 5-6.